Etapa 1. Identificación y análisis de los procesos de la empresa.

Etapa 2. Desarrollo del proceso de mejora continua.

Etapa 3. Implantación del proceso de mejora continua.

Etapa 4. Control de Progreso.

Etapa 5. Implantación de los procedimientos.

Etapa 6. Auditoría del Sistema de Gestión.

Etapa 7. Formación en el manejo del Sistema de Gestión.

Etapa 8. Mantenimiento del Sistema.

Etapa 1

Evaluación exhaustiva de los procesos existentes para comprender su estructura y áreas de mejora.

Etapa 2
  • Formularios de auditoria específicos para cada proceso.
  • Métricas de desempeño de los procesos.
  • Formatos específicos de satisfacción de los clientes para cada proceso o área.
Etapa 3
  • Realización de auditorías.
  • Medición del desempeño.
  • Medición de la satisfacción de los clientes.
  • Implantación de mejoras.
Etapa 4
  • Análisis de resultados.
  • Definición y planificación de acciones de mejora.
  • Implantación de acciones.
  • Control del estado de las acciones y del desempeño de los procesos.
Etapa 5

Implementación de procedimientos operativos estándar para garantizar una ejecución coherente y eficiente de las tareas.

Etapa 6

Evaluación sistemática para garantizar la eficacia y conformidad del Sistema de Gestión con estándares establecidos.

Etapa 7

Capacitación del personal para garantizar una comprensión profunda y eficiente del nuevo Sistema de Gestión.

Etapa 8

Supervisión y ajustes continuos para adaptarse a cambios internos o externos y garantizar la vigencia del Sistema de Gestión.

Etapa 1. Análisis de los procesos de la empresa.

Etapa 2. Diseño de los procesos.

Etapa 3. Seguimiento y ajustes en la implantación del proceso.
Etapa 1

Se evalúa de forma exhaustiva los procesos existentes para comprender su funcionamiento antes de cualquier intervención o mejora.

Etapa 2
  • Identificación de las interrelaciones del proceso.
  • Descripción gráfica del proceso.
  • Definición de “cómo” se desarrolla el proceso.
  • Determinación de las medidas del desempeño del proceso (métricas).
Etapa 3

Monitoreo activo de los procesos recién implementados para identificar desviaciones y realizar ajustes, garantizando una optimización continua.

Scroll al inicio